“NO PODEMOS DESACTIVAR LA PRODUCCIÓN Y TAMPOCO DESCUIDAR LA SALU...

Dr. Mauricio Ramírez Malaver  ex presidente de ACOPI  y  Director de la Cámara Internacional de Empresas Cristianas. &nb...

directo online, directorio comercial, directorio online, servicios, empresas, comercios, profesionales

“NO PODEMOS DESACTIVAR LA PRODUCCIÓN Y TAMPOCO DESCUIDAR LA SALUD DE LA POBLACIÓN.

 “NO PODEMOS DESACTIVAR LA PRODUCCIÓN Y TAMPOCO DESCUIDAR LA SALUD DE LA POBLACIÓN. · Directo-online.com.ve

Dr. Mauricio Ramírez Malaver  ex presidente de ACOPI  y  Director de la Cámara Internacional de Empresas Cristianas.

 

(BOGOTA ESPECIAL A.A)

En entrevista concedida al portal de noticias Directo Online y al periódico La Palabra vía wasap , el Dr Mauricio Malaver emitió importantes declaraciones acerca de la realidad empresarial ante la situación generada por el Covid 19  y el trabajo que a través de la  Cámara internacional de empresas cristianas, están realizando para apoyar a los empresarios a enfrentar los retos actuales y superarlos con éxito.

 Es importante señalar que la Cámara internacional de empresas cristianas, es una asociación que agrupa 35 mil empresas de todo el país fundada en el año 2011 con enfoque y fundamentos en los valores, principios bíblicos de fe, honestidad, generación de prosperidad y en las estrategias empresariales-económicas del siglo 21, lo cual les ha permitido apoyar con resultados satisfactorios a sus agremiados.

 Cabe destacar que el pastor Doctor Mauricio Ramírez Malaver  es fundador y director de la (CIEEC), Cámara internacional de empresas cristianas, Ex presidente de ACOPI (Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes),  es mercadólogo y publicista, cursó estudios en la Universidad Central,  es Magister en organizaciones de la Universidad Central, experto en planeación estratégica y mercadeo, tiene 32 años de experiencia profesional como gerente de mercado y ventas, es pastor en ejercicio.

 Durantesu gestiòn en la presidencia de ACOPI EL Dr  Malaver desarrolló una efectiva gestión implementando estrategias y procesos de formación entre el empresariado que permitió un avance significativo en el crecimiento de la asociación y en la captación del apoyo gubernamental que se tradujo en asesorías y créditos para el desarrollo de las empresas afiliadas, logrando en un año un significativo crecimiento en obtención de recursos, los cuales ascendieron de 2.000 millones de pesos (que era la cifra máxima tope histórica), a 26 mil millones a través de importantes proyectos que se implementaron aprobados por el gobierno y que recibieron el financiamiento a través de créditos.

 

Este éxito señaló el Dr Ramírez Malaver fue  -según dijo-  “gracias a Dios quien nos permitió ser diligentes y a un equipo de trabajo unido en una visión, Dios estuvo presente todo el tiempo en nuestro corazón”

 Vale señalar que el Dr Malaver lideró ACOPI en su condición de cristiano evangélico implementando valores y visión bíblica transformadora y dinámica, maximizando recursos y aplicando programas de trabajo productivos como el denominado Racimo, que contribuyó notablemente a la mayor productividad de las empresas. A su vez en las reuniones se daba lugar a la oración  y a la Palabra de Dios hecho que nunca había ocurrido en este ente empresarial de carácter secular y que fue un claro ejemplo de la influencia que los cristianos estaban comenzado a tener en la sociedad colombiana.

 Sin embargo esta positiva influencia en el gremio no fue bien recibida por todos y le exigieron al Dr Ramírez Malaver no continuar con las practicas cristianas, a lo que respondió presentando su renuncia a la presidencia  la cual no le fue aceptada, esta situación fue – dijo el Dr Malaver- “una señal de alerta y motivación para crear la Cámara Internacional de Empresas Cristianas.

 Consultado el Dr Malave respecto a la motivación para la creación de la Cámara de Empresas Cristianas señalò “empresarios cristianos y algunos pastores se nos acercaban sugiriéndonos organizar un ente que representara a los comerciantes cristianos, algunos pertenecían a ACOPI pero no se sentían cómodos ya que en los talleres o conferencias y en el desarrollo de la actividad gremial surgían situaciones no cónsonas con la vida y visión  cristiana, esto sumado al intento de que no adorara al Señor, ni orara en las reuniones fue determinante para separarme de ACOPI y asumir el trabajo  en pro d la Cámara Cristiana.”

 

¿Cómo fueron los inicios de la Cámara cristiana de empresarios?

 La Cámara era nueva y no representaba nada para el empresariado, pocos la conocían y no era importante, nos enfrentamos a tres años de sequía, iniciamos con un equipo de 8 personas en unas condiciones bastante complicadas, sin salario, pero Dios todo el tiempo estuvo glorificándose nunca nos acostamos sin comer. Al tiempo nos sale un primer proyecto con el SENA, capacitamos mil quinientas personas lo cual nos permitió ganar lo suficiente para pagar las deudas y recupera la confianza de la gente y familia eso nos dio una base para seguir funcionando y la Cámara se fortaleció.

 ¿Cuantos miembros afiliados tiene la Cámara Cristiana y que actividad realizan a favor de ellos?

 Existen 35 mil afiliados, hemos ayudado a más de mil empresarios a cambiar la debilidad de sus emprendimientos por empresas de alto impacto, tenemos convenios con 19 universidades que han aceptado y enriquecido nuestro modelo, estamos trabajando en instancias para ayudar y recuperar empresas en esta nueva época, pues en estos 4 meses son muchas las compañías afectadas, estamos desarrollando la visión de la eficiencia a favor de los agremiados.

 

¿Cuál fue el propósito en crear esta Cámara?

 El propósito surge de la experiencia empresarial y de los ministerios que en las iglesias organizan a sus empresarios pues las iglesias normalmente han tenido ministerios empresariales que les dan acompañamiento en oración y palabra, pero requieren formación en negocios, economía, administración y aunque muchos tiene la base espiritual requieren formación para acceder a otro nivel y a los recursos del Estado para fortalecer sus empresas las cuales se ven limitadas económicamente para crecer y en la Cámara les proveemos de ese apoyo a través e universidades y Ongs. El propósito es de ayudar a  crecer a los empresarios cristianos ayudándoles a acedera los recursos del Estado y a los mercados para que produzcan más con calidad y vendan toda su producción e modo que prosperen y aporten al impulso del Reino de Dios, eso fue lo que Dios nos enseñó a hacer y es lo que trabajamos.

 

 ¿En medio de toda la situación que se vive por el covid 19 y que ha afectado las empresas y economía que está haciendo la Cámara para ayudar a sus agremiados?

 Tenemos 35 mil asociados que escuchan los mensajes de esperanza y fortaleza de la Palabra de Dios en todo el país, los estamos asesorando en diversas áreas, buen número de ellos inscritas en programas en con universidades en Bogotá, y otras ciudades para formación  empresarial y corregir aspectos que se han implementado mal, corregirlos activando a su vez la formas correctas.

Brindamos asesoría jurídica y técnica para enfrentar los problemas que debido a la pandemia se han generado en estas áreas en las empresas, en los protocolos de bioseguridad,  en la representatividad ante alcaldías y Estado para  reactivación  de empresas, asesorías en la solicitud de créditos y apoyo financiero entre otros aspectos que se generan cada día.

 

¿Cuál es su opinión entre la política del gobierno nacional en cuanto a la apertura de sectores empresariales para la reactivación de la economía y la posición de la alcaldesa Claudia López de mantener la cuarentena?

Las dos posiciones son necesarias,, debe existir un equilibrio .Ambas implican alto riesgo de aplicarse sola una. No podemos desactivar la producción y tampoco descuidar la salud de la población. Debemos trabajar guardando las normas, imponiendo los protocolos y medidas, cuidándonos cada uno y hagamos lo que tengamos que hacer, llevemos la situación con calma, seamos agradecidos de Dios y tengamos paciencia, cambiemos la manera de pensar y saldremos de la crisis  trabajando con seguridad.