APRENDÍ A CONFIAR EN CRISTO, A TRAVÉS DE MI CONFINAMIENTO

He aprendido que de nada vale angustiarme, sabiendo a ciencia cierta que el Dios de mi vida está siempre al control. No han sido nada fá...

directo online, directorio comercial, directorio online, servicios, empresas, comercios, profesionales

APRENDÍ A CONFIAR EN CRISTO, A TRAVÉS DE MI CONFINAMIENTO

APRENDÍ A CONFIAR EN CRISTO, A TRAVÉS DE MI CONFINAMIENTO · Directo-online.com.ve

He aprendido que de nada vale angustiarme, sabiendo a ciencia cierta que el Dios de mi vida está siempre al control.

No han sido nada fáciles para mi todos estos largos días de confinamiento, en una casa grande y llena de personas de tres generaciones diferentes. Creo que cuando ocurren momentos límite como los que hemos vivido, o lo que nos queda de difícil desescalada que no todos respetan como deberían, y ni se sabe en que va a acabar todo este tema  que aun no hemos dejado de atravesar….

He aprendido que de nada vale angustiarme, sabiendo a ciencia cierta que el Dios de mi vida está siempre al control de cada cosa que me concierne; y lo hace al milímetro y lleno de su precioso amor…

“Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas”.

Isaías 43:2.

“Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza”.

Salmos 56:3-4.

He aprendido que en los momentos límite, sale al exterior, simplemente lo que subyace dentro de nosotros; es algo que ocurre sin que lo pretendamos, o nos demos cuenta; simplemente sucede...

“La proyección es un mecanismo de defensa por el que el sujeto atribuye a otras personas las propias virtudes o defectos, incluso sus carencias. En el caso de la proyección negativa, esta opera en situaciones de conflicto emocional, o amenaza de origen interno o externo, atribuyendo a otras personas u objetos los sentimientos, impulsos o pensamientos propios, que resultan inaceptables para el sujeto. De esta forma, se «proyectan» los sentimientos, pensamientos o deseos que no terminan de aceptarse como propios porque generan angustia o ansiedad, dirigiéndolos hacia algo o alguien y atribuyéndolos totalmente a ese objeto externo. Por esta vía, la defensa psíquica logra poner estos contenidos amenazantes afuera...” (Proyección psicológíca).

He aprendido que cuando atravesamos por circunstancias duras y al límite de todo tipo, es cuando conocemos quienes son realmente aquellas personas que nos aman en verdad, y son verdaderos amigos…

“El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano”.

Proverbios 18: 24.

“En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano”.

Proverbios 17:17

He aprendido que cuando todo parece detenerse, o parece amenazarme con una fuerza brutal, es cuando todo mi temor se paraliza y la paz de mi Dios me inunda …

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado”.

Isaías 26:3.

“Cuando Cristo es Señor de la mente, la paz es señora del día”.

“La paz no es verdadera paz hasta que se ha probado en la tormenta”.

He aprendido que cuando las situaciones me llevan hasta lugares y límites,  y cuando creo que no voy a poder con más, Dios me dice…

“Escucharé lo que hablará Jehová Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos, Para que no se vuelvan a la locura.”

Salmos 85:8 y 9.

¡Sí! He aprendido mucho y procuro seguir aprendiendo; de las personas presentes o ausentes de cualquier forma. Pero sobre todo del profundo amor de Dios por mi; es por eso que puedo cantar…

¡CONFÍO EN CRISTO, PORQUE ÉL CUIDA DE MI!