BOGOTÁ BUSCA PLATA PARA LA AMPLIACIÓN DE LA CALLE 13

La Administración analiza el proyecto que dejó la anterior Alcaldía y sus fuentes de financiación. A raíz de la pol...

directo online, directorio comercial, directorio online, servicios, empresas, comercios, profesionales

BOGOTÁ BUSCA PLATA PARA LA AMPLIACIÓN DE LA CALLE 13

BOGOTÁ BUSCA PLATA PARA LA AMPLIACIÓN DE LA CALLE 13 · Directo-online.com.ve

La Administración analiza el proyecto que dejó la anterior Alcaldía y sus fuentes de financiación.

A raíz de la polémica por la ciclorruta por la calle 13, revivió la exigencia de por la ampliación de este corredor logístico y de conexión regional, una eterna deuda de la ciudad.

La alcaldía pasada dejó los estudios y diseños de una propuesta para un perfil vial de 71,5 metros que incluía dos carriles por sentido para TransMilenio, dos carriles por sentido para autopista de peaje urbano, otros dos carriles de tráfico mixto para quienes no paguen peaje, ciclorrutas en cada costado y andenes. También se llegaron a comprar 286 predios. Las cuentas del proyecto de ampliación apuntaban a un costo total de 3,2 billones de pesos, un poco menos de lo que costará el Regiotram de Occidente.

El proyecto, pensado en forma de APP, quedó en manos de la alcaldía de Claudia López, quien lo incluyó en el Plan de Desarrollo. Aunque, en enero, le no al componente de TransMilenio. “No vamos a montar una competencia desleal a Regiotram”, aseguró López.

Esa negativa le fue cobrada por la anterior administración esta semana. “La avenida Centenario Calle 13 es uno de los principales proyectos para la competitividad y se requiere TransMilenio en ese corredor: Regiotram mueve solo el 10 % de los viajes de Sabana Occidente. La idea es que este corredor, además, tenga carriles pagos”, recordó el exsecretario de Movilidad Juan Pablo Bocarejo.

Hoy, aunque el proyecto está en la agenda de la Alcaldía, sigue sin recursos. “El consultor que estructuró el proyecto concluyó que por peajes urbanos solo se recaudaría el 12 % del costo. Entonces, del Distrito tiene que salir el 88 % restante.

La realidad es que hoy el proyecto no tiene financiación, pero la estamos buscando”, explicó el director del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Diego Sánchez. Así las cosas, el IDU, con el apoyo de la ANI y la gobernación de Cundinamarca analizarán las fuentes para financiar el proyecto. Pronto habrá noticias de ese proceso.

En esas cuentas, dice Sánchez, se barajan todas las posibilidades: que del peaje Río Bogotá salgan recursos, analizar qué papel cumpliría o no TransMilenio (que, en palabras de Sánchez, “no se descarta” mientras Movilidad “hace todo el análisis de la demanda”) o acudir a regalías, contraprestaciones del aeropuerto El Dorado o recursos propios.

Pero, en esa calculadora también se buscará que el proyecto cueste menos que lo previsto. “Necesitamos hacerle una optimización o ‘ingeniería de valor’. Debemos reducir costos a por lo menos a dos billones, para que sea más fácil conseguir la plata”, anota Sánchez.


Además, en medio de todo, reconoce que lo de la 13 sería “un cronograma largo”. 
“2021 sería todo un tema de reingeniería de valor, diseñar la estructuración financiera y la licitación. Esto es un proyecto de año y medio para reestructurar nuevamente”, indicó Sánchez.


Pero queda la duda de qué pasará mientras tanto. El asunto es urgente: cifras de Secretaría de Movilidad indican, por ejemplo, que en septiembre, en el tramo de la calle 13 con avenida Ciudad de Cali, la tipología vehicular estaba compuesta por 43.546 vehículos livianos, 4.343 buses de transporte público, 3.482 buses de transporte intermunicipal, 12.095 camiones, 28.592 motos y 5.495 bicicletas sobre calzada.

A esto, el director del IDU aseguró que, en equipo con Movilidad y la UMV, harán un recorrido para analizar soluciones rápidas de movilidad. Lo que se detecte se presentará en la reunión de fin de mes entre las autoridades de Bogotá y Sabana Occidente, la misma que la semana pasada dio un ‘jalón de orejas’ por la congestión vehicular de la calle 13.