BOGOTÁ ESTARÍA A DOS SEMANAS DE QUEDAR EN ALERTA NARANJA

Experto dice que hay que extremar aislamiento en zonas con más casos y ampliar UCI. De un día para otro, las unidades de cuidados inten...

directo online, directorio comercial, directorio online, servicios, empresas, comercios, profesionales

BOGOTÁ ESTARÍA A DOS SEMANAS DE QUEDAR EN ALERTA NARANJA

BOGOTÁ ESTARÍA A DOS SEMANAS DE QUEDAR EN ALERTA NARANJA · Directo-online.com.ve

Experto dice que hay que extremar aislamiento en zonas con más casos y ampliar UCI.

De un día para otro, las unidades de cuidados intensivos (UCI) de Bogotá pasaron de una ocupación del 41,9 % al 44,6 %, con lo cual se acerca rápidamente a la mitad, el tope establecido por las autoridades sanitarias para declarar la alerta naranja en la ciudad.

Esto significa que el virus del covid-19 continúa propagándose y es necesario extremar las medidas de aislamiento y de control epidemiológico, al mismo tiempo que las redes hospitalarias pública y privada siguen ampliando su capacidad.

Las alarmas las había encendido la alcaldesa Claudia López el martes pasado, cuando advirtió que las camas UCI, con soporte de ventiladores mecánicos, que son indispensables para la atención de los pacientes contagiados con el nuevo coronavirus, ya estaban en el 40 por ciento. Y ayer, de nuevo, la mandataria llamó la atención porque el nivel de ocupación siguió creciendo de manera preocupante.

López explicó que mientras las unidades de cuidados intensivos mantengan su nivel de ocupación por debajo del 50 %, la ciudad permanecerá en alerta amarilla. Pero que si llega a superar ese nivel, la ciudad entrará en alerta naranja.

En otras palabras, la capital del país se encuentra a escasamente cinco puntos de entrar en una nueva fase de mitigación de la pandemia. La alerta roja, con posible cuarentena absoluta, será cuando se cope el 70 %. Con corte al martes, según la secretaría de Salud, en las UCI se encontraban 81 pacientes confirmados y 199 probables. Anoche, de las 668 camas para casos del nuevo coronavirus estaban ocupadas 298.

En Bogotá se reportaron ayer 303 nuevos casos positivos, para un total de 8.045, lo que representa el 33 % de los registrados en el país. Actualmente, se realizan entre 3.000 y 4.000 pruebas diarias, que son procesadas en 16 laboratorios.


El médico infectólogo Carlos Álvarez Moreno, vicepresidente en Salud de la Clínica Colsanitas, dijo que el hecho de que la ciudad llegue a alerta naranja significa que ya se acerca al tope y que entre más pacientes del nuevo coronavirus empiecen a llegar habrá menos posibilidades de que reciban este tipo de atención especializada.
Explicó que lo que está pasando en la ciudad es efecto del aumento de circulación de personas en la calle, con lo cual es posible que aumenten los contagios y, a la vez, más gente empiece a requerir camas UCI.

“Si sigue ese ritmo de aumento de pacientes necesitando unidad de cuidados intensivos, es probable que en una o dos semanas se estén necesitando más camas UCI”, señaló el experto, quien aseguró que no es un momento de crisis, pero sí empieza a generar mayor preocupación.

Por eso afirmó que lo que hay que hacer es evitar que haya más contagios. Y eso, agrega, se logra “extremando las medidas de confinamiento”, particularmente en las zonas donde hay más reportes de infectados. “Esto implicaría ser mucho más estrictos en restringir la movilidad y ampliar el número de zonas naranja”, dijo Álvarez, quien insistió en que se debe evitar que toda la ciudad llegue a ese nivel.

Si sigue ese ritmo de aumento de pacientes necesitando unidad de cuidados intensivos, es probable que en una o dos semanas se estén necesitando más camas UCI

Esta estrategia, según el experto, quien fue designado coordinador nacional sobre estudios covid-19 de la OMS, debe estar acompañada de ampliar la capacidad de camas de cuidados intensivos en la ciudad. De hecho, a principios de abril la alcaldesa había anunciado que el propósito es crecer en 3.000. “Las camas se han ido aumentando, pero eso no es tan fácil hacerlo de un momento a otro. Para aumentar camas, se necesita también aumentar los equipos, los respiradores y los médicos que saben manejarlas”.


Y aunque esa capacidad se ha venido ampliando, este proceso no ha sido fácil por cuanto hay dificultad en el mundo para adquirir los ventiladores mecánicos. A esto se suma que los proyectos para fabricar estos dispositivos en el país avanzan muy lentamente. Es el caso de los prototipos diseñados por la Universidad de La Sabana e Indumil y los de la Universidad de Antioquia. En este proceso también es clave contar ya con el hospital de baja complejidad de Corferias, a donde se podrán llevar pacientes no covid.

Pero más allá de las medidas de aislamiento, de la preparación de la red hospitalaria y del aumento de camas UCI, insiste Álvarez, es importante que los ciudadanos sean conscientes del riesgo de salir a la calle y no acatar las medidas de autocuidado, y que tengan claro que un infectado podría contagiar a unas dos personas más.


López explicó que mientras las unidades de cuidados intensivos mantengan su nivel de ocupación por debajo del 50 %, la ciudad permanecerá en alerta amarilla. Pero que si llega a superar ese nivel, la ciudad entrará en alerta naranja.

En otras palabras, la capital del país se encuentra a escasamente cinco puntos de entrar en una nueva fase de mitigación de la pandemia. La alerta roja, con posible cuarentena absoluta, será cuando se cope el 70 %. Con corte al martes, según la secretaría de Salud, en las UCI se encontraban 81 pacientes confirmados y 199 probables. Anoche, de las 668 camas para casos del nuevo coronavirus estaban ocupadas 298.